Carta al Secretario de Comunicación por críticas a nota de Carta Económica

 

30 Años de CORDES

                IMG 0022

 

El 4 de febrero la Corporación de Estudios para el Desarrollo CORDES celebró sus 30 años en el auditorio principal de la Universidad de las Américas (UDLA). Disertaron Santiago Basabe, Felipe Burbano de Lara y Martín Pallares. El presidente de CORDES, Osvaldo Hurtado, cerró el evento con un discurso sobre los 30 años de la institución.

 

DISCURSO DEL PRESIDENTE DE CORDES: OSVALDO HURTADO LARREA, EN EL TRIGÉSIMO ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN

 

En el Ecuador, hace cuarenta años, subía el precio del petróleo, aumentaban las exportaciones tradicionales, fluía el crédito externo y se expandía el gasto público. Gracias a los abundantes recursos disponibles crecía la economía, se creaban nuevos organismos estatales, se construían carreteras y centrales eléctricas, se incrementaba el consumo de las familias, mejoraban las condiciones de vida de la población y el país avanzaba en todos los campos.
 
Esta burbuja económica reventó al comenzar los años ochenta, por la caída del precio del petróleo, el cierre del crédito de la banca internacional, un enfrentamiento bélico en la frontera sur y catastróficas inundaciones que convirtieron a zonas del litoral en gigantescos lagos.
Esta suma de infortunios desató una honda crisis económica, que agudizó los déficit fiscal y de la balanza de pagos, aceleró la inflación y echó abajo el crecimiento que el país había disfrutado por una década. Es lo que ha vuelto a suceder en 2015, año en el que Ecuador enfrenta una coyuntura económica similar a la de aquella época.
A fin de restablecer la estabilidad y evitar mayores males, el Gobierno que presidí resolvió aplicar un severo e impopular programa de austeridad, que permitió disminuir la inflación, estabilizar el tipo de cambio, eliminar el déficit interno y externo y restablecer el crecimiento económico. Estos positivos resultados fueron logrados sin que se menoscabaran la Constitución, las leyes y las instituciones democráticas.
Ignorando esta aleccionadora experiencia, y las enseñanzas que dejaron las costosas “décadas perdidas” de fin de siglo, el Gobierno de la revolución ciudadana reeditó la equivocada política económica de los gobiernos militares, al concentrar en el Estado la responsabilidad de llevar a cabo el desarrollo del Ecuador. Como era de esperarse, las debilidades e inconsistencias del modelo adoptado han sido desnudadas por la caída del precio del petróleo, bastante más pronunciada que la de los lejanos años ochenta. 

Leer Discurso Completo: 30 Años de CORDES